Escoger talla

 

 

1. Con un metro de costura, rodéate la muñeca, sin holgura pero sin apretar. Nosotros daremos, en función de cada modelo de pulsera, la holgura necesaria para que te quede bien.

2. Otra opción es, con una cinta o cuerda rodéate la muñeca, sin holgura pero sin apretar. Marca la cuerda o cinta y comprueba la medida superponiéndola en una regla. En este caso, de igual modo que el anterior, nosotros daremos la holgura necesaria en función de cada modelo de pulsera.

*No coger como referencia otra pulsera.